De nuevo en casa

Escrito por: Jc | Categoría: Ocio | Publicado el: 16-08-2009

Pues si, otra vez en casa tras ocho días que en por circunstancias particulares iban a ser para el relax y descanso y acabaron siendo de mucho, mucho movimiento (de tanto patear, al segundo día tenía una contractura tal en ambos gemelos que caminaba como Chiquito de la calzada). A grosso modo podríamos resumir así estas vacaciones:

  • El aeropuerto de Oporto, impresionante. Grande, bien organizado, un parking de larga estancia donde pagas 32,50 euros por ocho d√≠as (a ver si aprende AENA que no todo en este mundo es atracar al viajero), te lo pone facil√≠simo para viajar. Montones de l√≠neas de bajo coste. Por mi le cambiar√≠a el nombre a la web www.voyporoporto.com a www.solovoyporoporto.com
  • El hotel Four Views Baia de Funchal: muy buenas instalaciones con un verdadero desastre de organizaci√≥n. Como muestra, cuando llegamos no aparec√≠a la reserva de ocho personas y nos tuvieron que mandar a otro lado, la Quintinha de Sao Joao, un hotel de verdad, √©ste s√≠ que lo recomiendo con los ojos cerrados. Para compensar, en el Four Views nos regalaron la cena todos los d√≠as pero nadie se lo dijo al restaurante y todos los d√≠as ten√≠amos que pedirles a la gente del restaurante que hablasen con los de recepci√≥n. El buffet libre que ten√≠an tampoco era nada muy all√°. Si tuviera que escoger entre comer all√≠ todos los d√≠as o morirme de hambre, la elecci√≥n no ser√≠a f√°cil. Dentro de la cafetera debe haber alg√ļn bicho muerto porque el caf√© del desayuno puede entrar en el Libro Guinness de los records, categor√≠a los peores caf√©s del universo.
  • La isla de Madeira: bastante bonita, con playas de arena negra o directamente de piedras, mucho acantilado y mucha monta√Īa. Organizada totalmente de cara al turista.
  • Funchal: t√≠pica ciudad portuguesa de aspecto decadente. Al estar situada en la ladera de una monta√Īa que baja hacia el mar tiene miles de cuestas arriba y miles de autobuseros suicidas. Nunca vi tantas cucarachas ni tan grandes como las de Funchal por la noche.
  • El tiempo: Madeira es como Tenerife, buen tiempo al sur gracias a las monta√Īas que lo protegen de las borrascas y clima y paisajes similares a Galicia por el norte, donde llueve mas y existe esa masa de nubes llamada ¬ępanza de burro¬Ľ en otros lares. No s√© qu√© pas√≥, que salvo un par de d√≠as esta semana hizo tiempo revuelto en el sur excepto los d√≠as que fuimos al norte, en que el mal tiempo se mantuvo donde ten√≠a que estar. Llegu√© a pensar que soy gafe para el tiempo, porque vengo a√ļn mas blanco de lo que me fui.
  • La gente: agradable y amable, como suele ser costumbre en Portugal. Como nos dijo el conductor del autob√ļs: a los madeirenses no nos gusta trabajar por la tarde y por la ma√Īana tampoco si no es necesario. Por mala suerte parece ser que todo aquel que nos ten√≠a que resolver alg√ļn problema ten√≠a una tara mental que le afectaba al entendimiento y a la capacidad de raciocinio.

¬ŅConclusi√≥n? Me lo pas√© como un enano porque iba mentalizado que me lo iba a pasar bien, que nada ni nadie me lo iba a chafar. Ni el hotel, ni el tiempo, ni otros asuntos, ni n√° de n√°. Vuelvo con mil fotos (incluso de las cucarachas) y mentalmente como nuevo. Vi tantas cosas que me asombraron que sin problema podr√≠a estar un a√Īo cont√°ndolas al ritmo de una diaria. Ahora tocar√° clasificar todas las fotos e irlas mostrando poco a poco.


Aeropuerto de Oporto

Comentarios:

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies