Moros y cristianos en A Sainza

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 29-12-2010

Por familiares que viven hacia el mediterráneo sé que por allá le dan muchísima importancia a las típicas fiestas de moros y cristianos, algo que por aquí no es de mucha tradición. Sin embargo rebuscando por internet hay un lugar donde sí hacen una buena fiesta a cuenta del tema allá por septiembre, aquí podéis ver una galería de fotos con lo bien que se lo pasan. A Sainza… A Sainza… coño, si por ahí pasé yo, claro que fue en febrero y en esas fechas ni moros, ni cristianos, ni canciño que nos ladre. Todo lo más un prado, una torre, un cruceiro y para de contar.


Torre en A Sainza

Como uno es de natural equilibrista y tiende a subir, entré en la torre y aproveché para sacar una foto desde lo alto retratando al único testigo de mis hazañas que vi por los aldededores. Una vez dentro y arriba pude percibir la asombrosa cantidad de cagadas de pájaros que había por toda la torre. Caí en la cuenta al apoyar la mano justo en el punto del pasamanos donde no hacía mucho tiempo, a juzgar por lo fresquito del asunto, se había aliviado uno que podía haber sido gracioso pajarito y desde ese momento pasó a ser bicho asqueroso digno de extinción.


Testigo de mis hazañas

Sabias palabras aquellas que dicen “subir o meter siempre es más fácil que bajar o sacar”. Subir, había subido sin problemas, pero bajar, tocó bajar con el máximo cuidado haciendo equilibrios para no tocar las paredes, ni el pasamanos, ni la puerta, ni nada de nada. Ahora que lo pienso, el caballo estaba tan atento no porque fuera presumido y disfrutara posando sino porque ya se sabía el cuento y estaba esperando para reirse de mi. Qué asco el campo, los bichos, el verde y todo lo demás, si por mi fuera, de azulejos ponía todos los prados.

Nota: para aquellos con tan pocas entendederas como sentido del humor, la última frase ha sido escrita en un contexto humorístico. Asimismo, la naturaleza es la leche medioambiental, valore si es necesario imprimir esta entrada. Ningún animal fue herido, molestado ni acosado sexualmente durante la realización de estas fotos. Cualquier información, opinión, conclusión, recomendación, etc, contenida en la presente entrada no relacionada con la actividad viajera y/o emitida por persona sin capacidad mental para ello como es el autor, deberá considerarse como no proporcionada ni aprobada por galiciaenfotos.com. Esta entrada y sus anexos pueden contener información confidencial, por lo que se informa de que su uso sin la pertinente autorización de la familia del caballo está prohibido por la ley.

La Santa Cruz

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 22-12-2010

En el mismo punto kilométrico del mundo mundial en que descubrí el Santuario de nuestra Señora de las Ermitas a lo lejos pude observar otro par de hechos relevantes que a continuación paso a describir. El primero fue comprobar como el ingenioso gallego sigue aprovechando cualquier esquina oculta para abandonar la basura y el colchón viejo en el pleno convencimiento de que si no se ve, no contamina. Lo segundo fue una pintada en el suelo que, en una clara redundancia, inivitaba a realizar una visita a la cruz de Santa Cruz, lugar que resultaba del todo punto desconocido para mi.


Cartel en el suelo

Kilómetros más adelante tuvimos la respuesta, la Santa Cruz es un mirador con una cruz blanca de tamaño respetable situado en lo alto de un monte al estilo del mirador de Lobeira desde el que las vistas se prometen impresionantes.


La Santa Cruz

Aquí y ahora el personal se esperará un despliegue de imágenes sacadas desde lo alto así como una panorámica de las montañas. Allí y en aquel momento estaba de un cansado que no veas tras todo el día pateando así que fue ver el mirador desde aquí, sacarle foto y el sitio me lo apunto para la siguiente visita porque no tenía yo el cuerpo muy de alpinista ese día, y eso que según un cartel que vimos luego allí no se veía hasta el Empire State porque dios no lo quiso.


Cartel de la Santa Cruz

Relojes y milarios

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 17-12-2010

Dos cosas destacaría de la última visita a Puebla de Trives, hace un mes. Bueno, tres, pero una de ellas es lo bien que me sentó un café calentito con el frío que hacía fuera y al ser una sensación inmaterial de momento carezco de la técnica necesaria para fotografiarla, aunque no perdemos la esperanza. La primera es la torre del reloj, tan bonita como siempre en el centro del pueblo al anochecer. Y con la frase anterior no pretendo indicar que la torre está en el centro del pueblo sólo al anochecer o que a otras horas se desplace de ronda por las callejuelas, es que cuando me encuentro en la misma frase con objeto directo, indirecto, complemento del nombre, imperfecto y un pluscuamperfecto subordinado, al final siempre me acabo liando con el orden de las cosas.


Torre del reloj en Trives

La torre del reloj se llama así porque es una torre y tiene un reloj (hoy se nota que tengo el día ciertamente agudo) pero no un reloj cualquiera, sino un Seiko. Espero que no sea un Seiko Kinetic de esos que se carga la pila con el movimiento, porque vista la absoluta quietud de la torre, mal iría el asunto.


Reloj de la torre en Trives

El otro hecho destacable fue la aparición por las calles interiores de un par de miliarios, que hay que ver cómo aparecen miliarios por todos lados últimamente, de los cuales no tenía recuerdo a pesar de haber pasado unas cuántas veces por este pueblo. Se ve que como uno venía generalmente a pegarse el tute esquiando en Manzaneda, cuando bajaba de la estación invernal hecho una piltrafa ni los miliarios reconocía.


Miliario A

Para distinguirlos, al anterior le llamaremos “Miliario A” y al subsiguiente, “Miliario B” como si fuera un libro de familia moderno con progenitores A y B. Véase como con éste han hecho bien cercándolo con una verja y cuatro postes dado que hay tráfico por los alrededores y uno de los postes ha evitado que una tragedia alcanzara al cilindro de piedra y, por extensión, a la civilización occidental que perdería un resto de historia viva. Aunque bueno, viva es un decir porque el piedro me tiene pinta de estar más muerto que carracuca. En todo el tiempo que estuve allí ni se movió, ni pestañeó, y eso es francamente muy mala señal.


Miliario B

Mejorando el río

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 15-12-2010

Hay que ver cómo cuidamos nuestro patrimonio natural. De recorrido por Galicia no es raro encontrar lugares como éste, donde el río ha bajado su nivel generalmente por ser verano o por las maniobras de alguna presa cercana. Qué bonitos colores entre el marrón de la tierra, el azul del reflejo del cielo en el río y el verde de la hierba, incluso se puede ver la reaparición de una construcción que generalmente está bajo el nivel del agua.


Río seco

La foto está sacada desde un puente, en cuánto miras abajo… vaya, lo de siempre, ya hubo quien decoró el río a su manera, que un paisaje sin un par de neumáticos abandonados parece que no tiene tanta categoría…


Neumáticos en el río

Veamos la parte buena, por lo menos no tiraron una cocina o un frigorífico viejo, que también podría pasar.

Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 08-12-2010

Iba todo feliz recorriendo la carretera que va de Viana do Bolo a La Rua, casi al final me paro a sacar unas fotos del río que discurre allá abajo y, de pronto, aparecen a mi derecha una serie de casas en la ladera de una montaña junto con lo que parece un monasterio apoyado en un tremendo peñasco, conjunto del que en mi mas tierna ignorancia no tenía noticias, ni sabía que existiera, ni mucho menos que se encontrara ahí. Se trata del Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas, mira que tiene años porque fue construido en el mil setecientos y pocos y me pregunto cómo es posible que, estando donde está, y con lo bonitos que son los alrededores, no sea un destino turístico o por lo menos lo promocionen un poquitito para darle vidilla a la comarca.


Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas

Ya veis, el sitio es fotogénico y tiene unas cuántas cosas que ver, con la iglesia, el pueblo, ruinas, el río, un molino, etc.


Iglesia y puente

Dentro de la iglesia, lo típico de las iglesias. Bancos, altares y un retablo con una estatua de la virgen, supongo que la que da nombre al santuario.


Vista del altar

Un detalle que me llamó la atención, por repetición, que no por novedoso: otro barquito colgando del techo, otra vez me quedo con la duda de saber a qué es debida tal ofrenda, además por la forma del barco debe ser de la época de la guerra de Cuba como mucho.


Barco en el techo

Montefurado

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 24-11-2010

Aunque Montefurado es una parroquia, cuando lo mencionas todo el mundo lo asocia al túnel que hicieron los romanos en un monte (en gallego furado=agujereado) para desviar el curso del río y extraer el oro que venía con el agua. Yendo en dirección a Orense puedes ver uno de los lados del túnel desde la N120, pero es mas interesante tomar una desviación a la derecha, al llegar a un puente girar hacia la izquierda, seguir unos tres kilómetros y aparece el agujero en todo su esplendor. Si vas por la tarde, en que el sol ilumina de maravilla toda la zona, ya ni te cuento.


Agujero de Montefurado

La montaña no es un Everest, pero siendo de roca pura me imagino que su trabajito les habría dado agujerearla. Claro que por algo tenían becarios, huy, perdón, quiero decir esclavos para hacer el trabajo sucio cobrando poco más que la comida.


Agujero de Montefurado

Por la misma carretera se puede subir al mirador de Anguieiros, donde se contempla lo mismo pero más alto. ¿Os acordáis cuando os cuento que raro es el lugar donde puedes sacar una foto decente sin un cable por medio? Pues nada, imaginaros la cara que se me quedó cuando llego al mirador y veo éste panorama…


Mirador de Anguieiros

Nuevo y viejo

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 18-11-2010

También conocido como Mescolansa, fase II. Monasterio antiguo, mobiliario nuevo. Cuadro antiguo, ordenador con Windows al fondo. Muro de piedra centenaria, lámparas de esta década. Ya habíamos visto un ejemplo en el mismo lugar, aquí tenemos otro.


Mezcla de nuevo y viejo

Otra cosa más

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 17-11-2010

Hay una estatua en Pontevedra que se ha ganado el título de “cosa” por méritos propios. Si tuviéramos que dar una medalla de plata en esa categoría podíamos desplazarnos al campus universitario de Orense, donde lo tendríamos bien fácil para escoger sólo con acercarnos a uno de los jardines y contemplar esta otra “cosa”, un pedazo piedro atravesado por varios segmentos de mi querido hierro oxidado. Ideal de la muerte, perdonarme que lo saque tan de lejos porque a estas cosas ni me atrevo a acercarme, no vaya a ser que además muerdan.


Estatua fea, fea, fea

Si queréis verlo más de cerca aquí va, pero tirando de zoom, que de lejos está uno más seguro.


Estatua fea, fea, fea

Tendrá su mérito, no digo que no, pero a mi me dejas unos cuántos piedros grandes y chapa de la gorda y te hago media docena por el estilo, incluso que hagan menos daño a la vista.

A Celso Emilio Ferreiro

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 10-11-2010

Cada vez que pasaba por Celanova siempre me pasaba lo mismo, era ver este busto a lo lejos y exclamar “coño, ¡menudo cabezón!”. No fue hasta la primera vez que paré a echar una ojeada cuando supe que se trataba de un busto en homenaje a Celso Emilio Ferreiro, nacido en ese pueblo y afamado escritor gallego, principalmente de poesía. Pues nada, le retiraremos el apodo y a partir de ahora lo reconoceremos por su nombre propio.


Busto de Celso Emilio Ferreiro

Si alguno lo queréis ver también, echad una ojeada a esta entrada. Está justo a la derecha de todo según continúa la calle.

Recorriendo carreteras vacías

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 03-11-2010

El pasado fin de semana largo, con el lunes festivo, se hartó de llover durante el sábado y domingo. Para el lunes Meteogalicia anunciaba una clara mejoría, con sol y alguna nubecilla por la mañana, y sol con alguna nubecilla más grande por la tarde. Visto el panorama cogimos los bártulos y salimos pitando hacia una zona que prometía bastante: la carretera que parte de la OU-536 en Laboreiro hacia Montederramo y Chandrexa de Queixa, todo monte, bosque, pueblos, prados y un embalse, muy poco tráfico y facilidad para parar donde se te antoje para sacar fotos. Desde luego, nunca escarmentaré con lo de hacerle caso a Meteogalicia. Otra vez me la jugaron. En todo el día no vimos ni remotamente la luz del sol. Salimos con unas nubes de lo mas denso, oscuro y feo. Pasando Orense empezó la poalla. A mediodía ya hacía un frío humedo horroroso (como esperábamos sol, fuimos con vestimenta normal y pasamos un frío pelón que ni os cuento). Por la tarde el “sol y nubes” era más o menos así…


Sol y nubes según Meteogalicia

En la carretera de Chandrexa de Queixa a Trives pasamos por la desviación a Manzaneda y mira, vamos a ver cómo está la estación de esquí que hace tiempo no me paso. Cuatro graditos, cuatro, en el exterior y mira tú, pudimos ver la primera nieve del invierno junto con un charco helado. He aquí la prueba fehaciente del acontecimiento.


Nieve y charco helado en Manzaneda

De aquí a que empiecen las nevadas hay un pasito, me imagino que cuando empiecen, los de Meteogalicia darán también sol por la zona. Tengo que apuntarme el recorrido para repetirlo otro día no muy lejano en que haga sol de verdad, porque esa carretera merece la pena y más ahora que está en plena llegada del otoño, con sus arbolitos dejando caer las hojas en la carretera para sacar fotos como ésta.


Hojas en la carretera

En los alrededores del embalse de Chandrexa de Queixa teníamos ya abundancia de esos colores que tanto nos gustan, muchos verdes, amarillos, ocres, rojizos, ya digo, esto con sol tiene que ser una fiesta para un fotógrafo. Con nubes, niebla, poalla y frío, casi que no.


Colores de otoño