Camino de Pazos de Arenteiro

Escrito por: Jc | Categoría: Orense | Publicado el: 19-02-2010

Hay d√≠as que s√≠ pero no, que salen las cosas de una forma que no esperabas, bonito pero raro, mal pero bien. El mismo d√≠a que visitamos Leiro vi a la entrada del pueblo un cartel se√Īalizador hacia Pazos de Arenteiro. Con la concreci√≥n que me caracteriza cre√≠ recordar que me sonaba haber le√≠do algo en alg√ļn lado que dec√≠a que estaba bien o algo as√≠ (o parecido). M√°s o menos, vamos, sin poderlo asegurar pero sin negarlo o rebatirlo porque una cosa es saber para confirmar y otra malrecordar que es lo m√≠o habitualmente. Pues mira, para vivir en la duda mejor tomar una determinaci√≥n y optar por el s√≠ o por el no pero no por el s√≠ pero no. No s√© si me explico, pero me entend√©is ¬Ņverdad? All√° que me voy en direcci√≥n Pazos de Arenteiro, sin saber qu√© me iba a encontrar y sin siquiera imagin√°rmelo, porque de haberlo sabido habr√≠a ido tiempo antes lo que pasa es que como uno es medio iletrado y lo poco que lee lo asimila poco, cuando le√≠ la descripci√≥n de esta zona deb√≠a estar de vacaciones la neurona de guardia y me lo perd√≠ hasta ese d√≠a. Abreviando… un sorpres√≥n, tanto por el camino como por el pueblo, lleno de casas antiguas, blasonadas, todas con historia. Hab√≠a llovido pero asomaba el sol, tarde pero con luz, los √°rboles brillaban, la carretera formaba eses entre bosques de colores, cuando encuentras una zona como √©sta cada curva parece mas bonita que la anterior.


Bosque en oto√Īo

De pronto se acabó el bosque, los árboles habían perdido sus hojas, el río bajaba con fuerza y encontramos un puente medio en ruinas. La imagen parecía sacada de un cuento. Seguimos y fuimos encontrando mucho mas que ver, aunque eso se quedará para más adelante, que al ritmo que llevo, supongo que será dentro de seis meses.


Puente

Si queréis ir anticipando un poco, podéis echar una ojeada aquí. En este reportaje se habla de una persona llamada Florentino Torres. Nosotros nos lo encontramos al entrar en el pueblo, nos indicó por donde estaban las mejores vistas, dónde estaba el famoso Pozo dos fumes, hablamos sobre la historia del pueblo, de la gente, de las casas, una verdadera enciclopedia de Pazos de Arenteiro, amable, amistoso, de estas personas que le encanta la historia de donde vive y te la ilustra con un montón de anécdotas curiosas. Si pasáis por allí preguntar por él y que os cuente, veréis cómo no tiene nada que ver contemplar una casa con saber su historia.
Por desgracia, hab√≠amos quedado con mas gente a cien kil√≥metros de all√≠ as√≠ que tuvimos que salir pitando sin podernos parar lo que nos hubiera gustado, aunque con firme prop√≥sito de volver. De camino a Vigo paradita en la Ca√Īiza donde cay√≥ al buche un plato de jam√≥n que nos supo a gloria bendita, pero eso ya es otra historia que tambi√©n se queda para dentro de unos meses…

Comentarios:

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies