Dios nos coja confesados

Escrito por: Jc | Categoría: Lugo | Publicado el: 21-12-2010

Porque la estatua que en Burela vimos, casi daba miedo sólo de acercarse. Si es que ya es manía, en vez de hacer cosas bonitas con formas curvas, redondeadas y suaves, que a todo el mundo suelen agradar y resultan tranquilizadoras, metemos unos pinchos por un lado, el primo de batman por arriba, unas esquinas asesinas, lanzas watusis cruzándolo todo y el anillo de los Nabolongos para rematar en medio. Por lo menos hay que agradecer que no la hicieran entera con hierros oxidados, como otras. Es que esto no lo arreglas ni que le metas caballitos, delfines u otros animalicos por el medio que la hagan mas simpática.


Estatua en Burela

Ah, paracaidistas, absteneros de pasar por Lal√≠n o Burela, un despiste al aterrizar puede salir muy caro. Caer sentado sobre uno de esos pinchos ya no es por la de tiempo que v√°is a pasar sin poder sentaros, sino por la verg√ľenza que pasa uno al llegar al hospital y tener que dar explicaciones.

Nota aclaratoria: no tengo ni idea de arte. No tengo ni idea de esculturas. Me faltan megapixeles para poder criticar estas cosas. Soy un cateto que todo esto lo escribe por una insana envidia. Tengo una fijaci√≥n con los delfinitos que va camino de ser tratada psicol√≥gicamente. A ver si as√≠ le gente lo entiende a la primera y no se les irritan las pesta√Īas al leerlo.

Comentarios:

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR