Monumento al óxido

Escrito por: Jc | Categoría: Pontevedra | Publicado el: 11-12-2010

Hala, venga, ahí va otro monumento más de esos que tanto me gustan, con su color marroncito y su oxido por todas partes. Este lo podéis ver en Bayona, en una pequeña península al lado de la playa de Santa Marta. A estas horas de la noche no recuerdo muy bien si era el “Munumento a la descubrición” o al “Mundo de más allá” o a lo que era, pero a algo sí que era seguro. De tamañito anda sobrado, compararlo con el banco que hay justo debajo y veréis que sus buenos cuatro o cinco metros sí que levanta, además está hecho en chapa gorda (y oxidada) de unos diez centímetros de espesor con lo que si alguna vez se cae, mejor que no sea encima de un callo porque entonces os oirán ese grito tan gallego de “¡¡¡Ay mi callo, carallo!!!” a muchos, muchos kilómetros de distancia.


Munumento al óxido

En los alrededores, además de la playa hay una ermita, un pequeño paseillo, un puentecillo no sé si estilo japonés o de un pueblo de al lado y una preciosa estatua, que esa sí es bonita, de un delfinito atravesando un aro como los de los parques acuáticos. En granito de aquí, de ese que ni se mueve, ni se rompe (salvo agresión post-botellón de algunos gamberros con martillo) ni se oxida, ni mancha el suelo.


Munumento con delfinito

Muchas como ésta (la del delfinito) harían que las generaciones futuras, al observar su grandiosidad y la belleza de su diseño, cayeran rendidas recapacitando y abandonando vidas de lujuria y perversión se retirasen al estudio para dedicar el resto de sus renacidas existencias a hacer el bien. En cambio, seguimos haciendo inventos en chapa oxidada y así le va al mundo.

Comentarios:

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR