Porca miseria

Escrito por: Jc | Categoría: Ocio | Publicado el: 12-04-2010

Tremenda desgracia la de ayer domingo. Al empezar la temporada de buen tiempo empieza la temporada de visitas a mi chiringuito playero favorito, gloria bendita por su situación casi frente al mar, por la comida y por el servicio. Tenían un chico joven prácticamente dedicado a atender a las mesas, con su PDA iba tomando los pedidos, los recibían en la barra y desde ahí otros dos camareros los iban sacando a las mesas. Siempre estaba el camarero de la PDA atento, siempre con la vista levantada buscando si alguien necesitaba algo y los otros de paso que repartían, al volver recogían las mesas que habían quedado vacías, las limpiaban y no veías ni un papel en el suelo. Si a eso le sumas que los precios eran comedidos, a poco sol que luciera allá nos íbamos a disfrutar un rato.

Peeeero… no siempre las cosas discurren como uno quiere y este domingo, al hacer nuestra primera visita del a√Īo hemos podido comprobar con pesar primero y horror despu√©s que el equipo de camareros ha sido reemplazado por otros tres cuya principal caracter√≠stica parece ser la incapacidad para desarrollar su trabajo normalmente. Tardaron una eternidad en atendernos, dos eternidades en traernos de comer, antes te tra√≠an la bebida con algo de picar y as√≠ esperabas m√°s contento la llegada del papeo, ahora todo junto y muuuuy tarde sin siquiera habernos recogido ni limpiado la mesa. Como antes, s√≥lo uno de los camareros toma pedidos, pero en un bloc mientras que la PDA luc√≠a triste y solitaria junto a la caja registradora. Iba y ven√≠a con la cabeza gacha de modo que llamar su atenci√≥n para pedir algo era poco menos que misi√≥n imposible. A uno de los encargados de repartir lo vimos varias veces mesa tras mesa preguntando quien ser√≠a el destinatario del contenido de su bandeja. En el suelo, un mont√≥n de papeles. Mas de veinte minutos para traer los caf√©s. A la hora de pagar hab√≠an apuntado lo de dos mesas juntas y no cuadraba. Se pone el camarero a hacer n√ļmeros y me dice el importe de mi mesa y la del vecino. Oiga, a mi me cobre lo que consumo y al vecino lo suyo que para algo se lo comi√≥ √©l…

Prefiero no creer que el cambio de camareros es obra del due√Īo por ahorrarse un dinero. Yo les dar√© una segunda oportunidad, porque el sitio lo merece, si contin√ļan igual… bye, bye.


Mi ex-chiringuito playero favorito

Comentarios:

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies