Por el Cant√°brico (IV)

Escrito por: Jc | Categoría: Lugo | Publicado el: 19-10-2010

De Ribadeo ya hab√≠a comentado que en el centro de la ciudad pod√≠a verse alguna ¬ęCasa de indianos¬Ľ. Por las carreteras que van de Ribadeo a las playas pueden verse unas cu√°ntas m√°s, bastante cuidadas y con formas igual de elegantes. Aqu√≠ mi favorita, una vivienda digna de un marqu√©s, ten√≠ais que ver qu√© preciosidad iluminada por la luz del atardecer.


Casas de indianos

Otra m√°s, √©sta con una pancarta de ¬ęSe vende¬Ľ as√≠ que si os sobran unos milloncitos y os quer√©is ir a vivir a la Mari√Īa lucense, √©sta es vuestra oportunidad.


Casas de indianos

Aqu√≠ ten√©is la tercera y √ļltima, un poquito mas amarilla. Ya os habr√©is dado cuenta por esta foto y la anterior que, quieras o no, la primera ley fotogr√°fica de Galicia indica que cuanto m√°s te guste un motivo a retratar, m√°s posibilidades hay de que salga un cable por medio.


Casas de indianos

Por el Cant√°brico (I)

Escrito por: Jc | Categoría: Lugo | Publicado el: 28-09-2010

Aprovechando unos días libres en agosto nos fuimos a recorrer el norte y así de paso escapar de la ola de calor que teníamos por el sur de Galicia. Recapitulando ahora que ya ha finalizado, no os quejaréis los que os guste la playa porque este verano se ha portado como un campeón, muchos días de sol y calor como no se recordaba. Para los sufridores que no nos gusta el sol, el calor, el verano, la playa, la arena y demás fue otro cantar, pero eso es otra historia.

La idea era establecer la base en Ribadeo y recorrer desde Viveiro hasta Avilés, zona por la que hacía tiempo no pasaba y de la que carecía de un fondo fotográfico como dios manda. El resultado final del viaje cabría calificarlo de sobresaliente. Un tiempo magnífico, calor pero sin agobiar, vimos muchos lugares que no conocía o hacía mucho que no pasaba, hubo mar, monte, playa, actividades variadas, muy buenas comidas y desconexión total de la vida habitual, que al final es lo que se busca.

Ribadeo como pueblo es relativamente peque√Īito, bastante normal, pero con unas cu√°ntas cosas destacables. Lo primero es un edificio en el centro, al lado del Parque de San Francisco, que llama la atenci√≥n desde lejos por sus formas y desde cerca por su triste abandono, aunque parece que lo est√°n reformando. Se trata de la Torre de los Moreno, construida a principios del siglo XX y dise√Īado por un disc√≠pulo de Gaud√≠. Vista desde un lado:


Torre de los Moreno

Vista desde el otro lado:


Torre de los Moreno

Ya veis lo trabajadita que est√°, de la base a la c√ļpula. Esa gaviota, aunque lo parezca, no es de piedra y estaba all√≠ de paso.


C√ļpula de la Torre

Caminando, que es como de veras se conocen las ciudades, vas de una sorpresa en otra. En la calle San Roque aparece de pronto un preciosa casa de indianos, elegante y sorprendente en forma y colores. Ay, qué hartón a sacar fotos con lo que me gustan estas cosas.


Casa de indianos

En cambio bajas al puerto deportivo y mira t√ļ, la modernidad mas moderna hecha ascensor panor√°mico que te sube a un mirador desde el que ver el puerto, la r√≠a, el puente y Castropol justo enfrente. Otra cosa no s√©, pero impactante s√≠ que resultaba un rato.


Mirador panor√°mico


Mirador panor√°mico

Ah, que conste, la serie dedicada a este recorrido se llama ¬ęPor el Cant√°brico¬Ľ pero tuve que echar una ojeada en la wikipedia porque nunca tuve muy claro donde acababa el Atl√°ntico y d√≥nde empezaba el Cant√°brico. Para quien tenga la misma duda, el cabo Estaca de Bares ejerce de frontera entre ambos mares.

Indianos

Escrito por: Jc | Categoría: Coru√Īa | Publicado el: 28-06-2010

Por tal nombre se conoce a aquellos que emigraban a América, volvían con dinero y generalmente revertían parte de lo obtenido en beneficio de los lugares donde nacieron. Tal es el caso de Fernando Blanco de Lema, que emigró a Cuba y aunque no llegó a volver, en su testamento dejó una fortuna de la época para la construcción de dos colegios, lo que se hizo a través de una fundación que lleva su nombre. Aquí se puede ver su biografía e historia en la página de la fundación.

A día de hoy uno de esos colegios es el Instituto de Educación Secundaria de Cee, en la imagen, con una estatua en memoria de Fernando Blanco sobre un pedestal y la jodía sombra del semáforo que no hubo forma de evitar.


Estatua de Fernando Blanco

He tenido la suerte de conocer a una persona que trabaj√≥ aqu√≠ hace unos a√Īos y la historia del centro es de lo mas interesante. Durante una charla informal me contaron que hasta la guerra civil era un colegio mixto, se le daban clases a ni√Īos y ni√Īas y era como una escuela laboral, todos sal√≠an sabiendo un oficio. Es m√°s, se dec√≠a que en aquellos tiempo todas las chicas del pueblo sab√≠an escribir a m√°quina o tocar el piano, seg√ļn sus habilidades.

Me hablaron de aulas grandes, fr√≠as, sin calefacci√≥n, ventanales altos con cristales rotos que no repon√≠an por lo exiguo del presupuesto. Un laboratorio de f√≠sica con una reproducci√≥n a escala de de la m√°quina de vapor de Watts que funcionaba y otras m√°quinas antiguas, obsoletas, pero casi piezas de museo. Un laboratorio de ciencias con una gran colecci√≥n de f√≥siles, otra de minerales y piedras, otra de conchas, animales disecados. Un piano en la sala de profesores, un contrabajo, violines con uno etiquetado como ¬ęStradivarius¬Ľ que aseguraban era verdadero (aunque a mi tambi√©n me cuesta creerlo). Cuadros de Federico de Madrazo, entre ellos alguno que fue restaurado para llevarlo a El Prado y formar parte de la exposici√≥n conmemorativa del bicentenario del pintor. Una capilla en marmol blanco donde reposan las cenizas del propio Fernando Blanco, una colecci√≥n de casullas y otros instrumentos eclesiales, etc. Un jard√≠n precioso, lleno de especies ex√≥ticas, pero muy mal conservado. Aulas hasta en el desv√°n abuhardillado y la torre donde descansa la maquinaria del reloj permanec√≠a cerrada.


Estatua de Fernando Blanco

Ya véis qué historia. También me dijeron que varias veces se habló de convertirlo en un museo, pero como suele pasar, nada de nada. Una pena.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies