Era verano

Escrito por: Jc | Categoría: Lugo | Publicado el: 28-12-2010

Era verano, era, cuando pasé por Ribadeo y alrededores. Hacía tiempo que no visitaba la zona, cómo acompañó el tiempo y qué cantidad de fotos apañadas de todo el cantábrico se vinieron conmigo, como ya pudísteis comprobar. Además fotos con muchos colorines de esas que tanto lucen, como esta de una playa. Toma azules del mar, toma piedritas, toma gente paseando por la playa.


Gente en la playa

O esta otra, tan típica que la debe sacar el 99% del personal, del Puente de los Santos cruzando la ría entre Galicia y Asturias. Aunque la carretera del puente es una autovía y no se puede parar, en cada sentido de la carretera hay un área de descanso donde puedes detenerte, caminar un minuto, llegar al puente e incluso cruzarlo andando si quieres. Desde el centro hacia el mar hay unas vistas preciosas.


Puente de los Santos

Palabrita que sí, que las vistas merecen la pena. Aquí tenéis el cabo, un barquito y la Isla Pancha con sus faros allí al fondo.


Vistas desde el puente

Hubo mucho que ver, mucho que descubrir, muchas cosas curiosas como la cetárea natural de Rinlo, una de las primeras cetáreas naturales con más de cien años de edad a sus espaldas (fue construida en 1904). Aquí podéis leer su historia.


Cetárea de Rinlo

Y como no, la jauría en la playa de las Catedrales, esto no se me borra de la memoria en la vida, como tampoco me olvidaré lo bien que lo pasamos ni lo bien que comimos. De esos sitios que volvería con los ojos cerrados. Bueno, cerrados no, bien abiertos para seguirme hinchando a sacar fotos.


Playa de las Catedrales

Tierra de pinchos

Escrito por: Jc | Categoría: Al este, Ocio | Publicado el: 27-12-2010

La ciudad de Logroño es la gloria para los que nos gusta ir de tapas, vinos y pinchos. Hay un par de zonas saturadas de bares donde te ofrecen tapas variadas y vinos, los que quieras y más, claro que sólo faltaría que en plena Rioja faltase el vino y con él, algo para ir llenando el buche. La zona mas animada son los alrededores de la famosísima calle Laurel, la otra varias calles detrás de la catedral cuyo nombre ahora no acierto a recordar, pero si vas por allí no te preocupes, imposible no darse cuenta por la enorme cantidad de gente que hay dedicados todos a la misma faena. Es más, fijaros cómo va quedando el suelo conforme el personal va dándole al diente y dejando caer palillos y servilletas.


De pinchos en Logroño

Visita al Pazo de Oca (II)

Escrito por: Jc | Categoría: Pontevedra | Publicado el: 27-12-2010

Hecha la introducciĂłn en la entrada anterior, vayamos entonces de recorrido por los jardines del Pazo de Oca. Lo primero, foto del edificio. Por esos soportales de la derecha es por donde se entra, al fondo, a la izquierda de la puerta blanca hay otra entrada donde guardan una muestra de material agrĂ­cola hoy en desuso.


Pazo de Oca

A mano izquierda, el principio de los jardines en el que destaca un seto de boj recortado de una forma de lo mas curioso. Anda que no se lo tienen que currar ni nada para hacer este tipo de cosas. Suerte que al ser el boj de crecimiento lento aĂşn cunde el trabajo, que sino en unos dĂ­as se empezarĂ­an a ver ramas por todos lados y adiĂłs a esa forma.


Jardines del Pazo de Oca

Quizá lo más conocido del Pazo sea el estanque de los jardines con el pequeño molino al fondo, el islote con forma de barca y la estatua del pescador encima. Aquí tenéis todo el conjunto, complementado por tres ocas de su Pazo que venían con aviesas intenciones al respecto del bocadillo de una pareja que tenía a mi lado. He de decir que los muy débiles les dieron el pan del bocata sin ofrecer resistencia ni torearlas no más mínimo como hubiera sido menester.


Estanque del Pazo de Oca

Además del estanque hay una acequia en la parte izquierda de los jardines a la que le tengo mucho cariño porque siempre que voy, siempre que vuelvo con alguna foto de esas de reflejos que tanto me gustan a mi. Esta vez no podía ser menos.


Reflejos en la acequia

Y por último, que el exceso cansa, otra de las estatuas que se pueden contemplar, ni más ni menos que un banco de piedra detalladito al máximo.


Banco de piedra

Fijaros en el nivel del detalle, que hasta reprodujeron los cuadraditos del tejido y las borlas de las esquinas. La pena es que por muy detallado que esté, la piedra sigue siendo de todo menos cómoda.


Detalle del banco de piedra

En fin, que habría mucho más que contar del Pazo pero vamos a irlo dejando por el momento para no aburrir, igual algún día retomamos el asunto y seguimos detallando más y más tanto del edificio como de los jardines.

A pedales

Escrito por: Jc | Categoría: Ocio | Publicado el: 26-12-2010

Ya son varios los lugares dominguero-festivos donde han puesto un sistema de alquiler de unas curiosas bicicletas, si con tal nombre podemos denominar al artefacto, bien biplazas o bien cuatriplazas, con esta forma que podéis ver en la foto. Y obsérvese también cómo el personal aprovecha para reponer energías a la vez que pedalea.


Pedaleando en La Toja

Estas dos fotos fueron sacadas en La Toja, un lugar ideal para hacer algo de ejercicio pedaleando al ser una isla totalmente plana. Nosotros alquilamos una en Viana y en los alrededores del puerto vale, pero en cuanto querĂ­as acercarte al centro y empezaban a aparecer las cuestas, madre mĂ­a cĂłmo pesaba aquello, dos litros de sudor por kilĂłmetro debĂ­ largar ese dĂ­a.


Pedaleando en La Toja

Ojito con el animalito

Escrito por: Jc | Categoría: Varios | Publicado el: 26-12-2010

Año y medio después de hablar sobre la mala leche que tienen las ocas, he de confirmar y certificar el asunto, algo que todos o casi todos los que hayáis ido a parques donde andan sueltos estos animalitos sin duda podréis corroborar. En el Parque del Río Barosa estaban estos y otros ejemplares, conforme nos fuimos acercando al lago nos iban mirando cada vez más de reojo y con peor cara hasta que una de ellas se arrancó por bulerías y vino directa hacia nosotros cacareando, digamos que con intenciones cuanto menos poco dignas de confianza por todo aquel que no gusta de ser picoteado.


Ocas con mala leche

Como uno es hombre de recursos ocurrentes, antes de optar por la clásica soluciĂłn “Patada-in-the-oca”, que luego la gente me pone verde como si fueran ellos y no yo quienes estuvieran en clamoroso peligro de verse llenos de picotazos, no tuve mejor discurridera que coger la cámara y menearla de un lado a otro delante del bicho. Mano de santo, oiga. La oca se batiĂł en retirada, sin duda pensando que alguien tan burro como para usar asĂ­ una cámara en vez de a lo clásico apoyando el visor en el ojo, era de poco fiar y mejor una retirada a tiempo que un encontronazo con un fotĂłgrafo trastornado.


Oca en retirada

A Rapadoira

Escrito por: Jc | Categoría: Lugo | Publicado el: 25-12-2010

Aunque ya se que las fotos de playas en pleno mes de diciembre no pegan mucho, qué se le va a hacer, ésta me saltó delante de los ojos así que allá va con su comentario correspondiente. De mi primera visita a Foz recordaba muy vagamente A Rapadoira como una playa larga y alejada. Cuando pasé en verano me quedé alucinado por lo que ha crecido el pueblo, por lo bonito que está y por la pedazo playa que tienen al ladito. Así es A Rapadoira, no como la tenía almacenada en la memoria. La pena fue ir de tarde, que ya no le daba el sol y luce bastante menos. Aún así os dejo una foto para que podáis ver las dimensiones, el arenal y el mar. Espectacular, de veras.


A Rapadoira

Cerrar Vigo al mar

Escrito por: Jc | Categoría: Pontevedra | Publicado el: 25-12-2010

Lo sĂ©, soy mala persona, pero de cuando en cuando me vuelve la necesidad de hablar del afamado proyecto “Abrir Vigo al mar”. Vamos a explicarlo brevemente. Antes, desde aquĂ­ se veĂ­a el mar. Ahora… casi, casi.


Edificio de la Xunta

Antes, desde aquĂ­ se veĂ­a el mar. Ahora… casi, casi.


Mirador de A Pedra

Ese edificio es el afamado centro comercial A Laxe, un mamotreto negro y verde que a falta de un sitio mejor donde colocarlo acabĂł justo donde mejores vistas chafaba. Ni hecho adrede para castigarnos, oiga.


CC A Laxe

Por si el edificio no tapa suficientemente el mar, de cuando en cuando viene algĂşn transatlántico para acaba de rematar la faena y “rellenar huecos”.


Mirador de A Pedra con transatlántico

Pero no, cualquier transatlántico no, aquí vienen lo mas grandotes, altos y abultados. Ya lo véis, parece que todo se junta para quitarnos las vistas.


Transatlántico en el muelle

Dos detalles de Coruña

Escrito por: Jc | Categoría: Coruña | Publicado el: 24-12-2010

Un par de detallitos para comentar, vistos en la última estancia en Coruña. El primero es que si en Albufeira le hacen rotondas a los relojes, aquí se les hacen estatuas. Y cómo lucen, además de servir para marcar la hora.


Estatua de un reloj

Por otro lado, hay un tranvĂ­a turĂ­stico que sale de Riazor y recorre todo el paseo de Paco Vázquez, alrededor de la penĂ­nsula donde está la torre de HĂ©rcules. Aunque sea muy de turistilla dominguero es entretenido y te permite ir viendo el recorrido sin cansarte lo mas mĂ­nimo, además que uno es muy de “ya que estamos aquĂ­, vamos a probar”.


Tranvía de Coruña

Salazones

Escrito por: Jc | Categoría: Coruña, Varios | Publicado el: 24-12-2010

La salazón es un método de conservación que permite alargar la vida de los alimentos. En Galicia, hace un par de siglos llegaron los catalanes y crearon una industria dedicada a la salazón que generó bastante riqueza (precisamente estos días estaban echando en la TVG una serie dedicada al tema). Otros sistemas de conservación mas avanzados vinieron después que fueron acabando con las fábricas de salazón, aún visibles a día de hoy sus ruinas abandonadas a pie de playa.


Fábrica de salazón

Es fácil reconocerlas por algo que las hace inconfundibles: las cubas de salazón, siempre más o menos intactas. Esta en concreto la podéis encontrar en Corrubedo, cerca de la casa del arquitecto, a la derecha de lo que se ve en la segunda foto.


Salazones

Botellas y telarañas

Escrito por: Jc | Categoría: Al este | Publicado el: 24-12-2010

Lo más impactante de la visita a la bodega del Marqués de Riscal, además, evidentemente, del edificio del hotel, no fueron las bodegas nuevas, tan asépticas ellas, tan automatizadas, sino cuando te meten por la bodega antigua, una especie de cueva llena de polvo y telarañas. Y es que aunque uno parezca muy fino he de reconocer que, efectivamente, soy muy de cueva y telarañas. Fijaros qué aspecto más interesante, quien sabe qué historia guardarán esas botellas.


Bodega Marqués de Riscal

La ventaja de ir con una señorita guía es que, además de no perderme, algo muy habitual en mi y que puede resultar de todo menos agradable en una cueva oscura, te va contando cómo aquí almacenan un lote de botellas de cada añada desde tiempos inmemoriales, así que si se te antojara una botella del año en que naciste, tranquilo, por muy viejo que seas seguro que la tienen. Otra cosa es que te la den o te la vendan, aunque habiendo pasta gansa de por medio me imagino que llegar a un entendimiento es cuestión de precio. Es otra de las desgracias de ser pobre, que te resulta más complicado entenderte con la gente.

Resumiendo, que tienen vino del año la nana, pero cuando quieren abrir una botella la cosa no es tan fácil porque el corcho está hecho una piltrafa y cualquier intento de usar un sacacorchos acabarĂ­a con el vino repleto de trocitos corcheros, asĂ­ que el sistema que emplean es calentar una especie de tenazas al rojo vivo, aplicarlas sobre el cuello de la botella que por estrĂ©s tĂ©rmico (impresionante tĂ©rmino que me acabo de inventar) se quiebra limpiamente permitiendo acceder al contenido de la botella limpio de corcho, polvo y paja. Hay que joderse… con lo fácil que serĂ­a envasarlo en tetrabrik, que no tiene ninguno de estos problemas y se siguen empeñando en meterlo en botellitas de cristal.


Bodega Marqués de Riscal

Finalmente hacer menciĂłn a que la calidad de las fotos podrĂ­a bordear lo patĂ©tico-penoso porque la baterĂ­a de la cámara dijo basta, muy mĂ­o eso de olvidarme recargarla de un dĂ­a para otro, asĂ­ que hubo que sacarlas con el mĂłvil, y menos mal que está el Aphotoshop para remendarlo, que sino…